Cierran la guardia del Posadas y convocan a un apoyo masivo

 

“Guardia sin capacidad operativa. Sólo riesgo de vida”, dice el cartel con el que se encontraron los vecinos de Morón este martes en el Hospital Posadas, el más grande del país y el único que depende directamente del gobierno nacional a pesar de que está instalado en territorio bonaerense.

No hay atención clínica médica que es el área con mayor demanda, por falta de espacio físico, lo que llevó a que haya pacientes internados en los pasillos, en sillas y consultorios. Al encontrarse colapsadas las camas de los pisos, en la tarde del martes, la Guardia no puede asistir a más pacientes, por lo que la Dirección estableció la suspensión de la atención. Los trabajadores de la salud se encuentran desbordados, asistiendo en condiciones de hacinamiento.

La falta de personal en el Hospital, perjudicada por el centenar de despidos que dispusieron las autoridades y el Gobierno a través del Ministerio de Modernización, se vuelve a sentir, perjudicando a los más pobres que llegan desde lejos a atenderse en el nosocomio.

Desde la Agrupación La Marrón (PTS), denunciaron que “después de décadas de bajo presupuesto mientras todos los gobiernos pagaron miles de millones de dólares por una deuda fraudulenta, lamentablemente no nos sorprende esta crítica situación”.

Y consideraron urgentemente necesario “aumentar el presupuesto en salud, en base a no pagar la deuda a los especuladores, para dar una salida realista y de fondo a esta crisis sanitaria. La vida de los trabajadores y los pacientes, en su mayoría de los sectores populares, no puede esperar ni un minuto más”.

En ese sentido; STS, CICOP, FESPROSA, ATE Nacional y agrupaciones del Hospital, reúnen respaldo de pacientes, gremios, profesionales, políticos y organismos de Derechos Humanos.

“CICOP Posadas y STS, gremios que defienden los legítimos intereses de los trabajadores, con el de ir creando las condiciones que posibiliten la implementación de la CUS – Cobertura Universal de Salud, que significa trasferencia de recursos al sector privado y deterioro en la atención”, advirtieron.