Collia en campaña: Entre fallidos, celulares de alta gama y otras yerbas

Alejandro Collia, ex ministro de Salud de la provincia, actual secretario de Salud en La Matanza y candidato a intendente por Tres de Febrero está en plena campaña. El apuro, el descuido, la falta de conocimiento y hasta la psique le jugaron una mala pasada en su encuentro con los vecinos de Altos de Podestá a quienes visitó en una casa.

Collia posteó el encuentro con fotos y texto. Empecemos por el texto:

“Reunión con vecinos de Altos de Podestá. Me comentaron sus problemas, que son los mismos que les suceden a la gran mayoría de los vecinos de Tres de Febrero, en el cual es muy preocupate por el grado de abandono por parte del gobierno de Valenzuela.

-No tienen unidad sanitaria
-No tienen destacamento policial
-Las calles están rotas y abandonadas
-Las luminarias están en muy mal estado

#TresDeFebrero #HayOtroCamino”

El ex ministro Collia enumeró los problemas que le confiaron los vecinos y en lugar de describir al cuadro de situación como preocupante dijo: “es muy preocupate”.

“¿Quién debe preocuparse? Evidentemente un otro que no es el, ya que ni siquiera se involucra en el discurso. Es un acto fallido de manual pero que expone penosamente que el señor Collia no está preocupado por los vecinos de Tres de Febrero”, detalló una psicoanalista especializada en mecánicas discursivas que prefirió conservar su nombre en reserva al ser consultada por este medio.

Más allá de eso, la redacción correcta sería: “Reunión con vecinos de Altos de Podestá. Me comentaron sus problemas, semejantes a los que padecen la mayoría de los habitantes de Tres de Febrero. Es muy preocupante la situación y el evidente grado de abandono por parte del intendente Valenzuela”.

Luego en la foto, se ve el teléfono celular del candidato. Un Iphone8 cuyo valor de mercado arranca en 37mil pesos. 

Finalmente en su posteo, Collia refirió a los destacamentos policiales, ingresando al complejo tema de la seguridad. Este medio consultó a un experto en seguridad y criminalística que formó parte del gobierno nacional en el kirchnerismo: “Si va a hablar de seguridad, que se asegure antes de que todos los vecinos son vecinos y no hay un infiltrado, que no deje el celular alegremente tirado en la mesa porque pueden grabarlo, intervenirlo, etc. y luego que no piense que la única seguridad se relaciona con la existencia o no de destacamentos policiales porque atrasa y mucho”, indicó la fuente.