¿Cómo se cuentan los votos blancos, nulos e impugnados?

Los voto en blanco se cuentan diferente en las PASO -donde son parte del total sobre el que se calculan los porcentajes de cada partido-, que en las generales, donde se cuentan sólo los votos afirmativos. Los votos nulos no se cuentan en ninguna de las dos elecciones.

Se acercan las elecciones y una de las preguntas más frecuentes sobre el escrutinio es cómo se contabilizan los votos que obtuvo cada agrupación. La manera de contarlos no es igual en las distintas instancias que hay desde las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) hasta un eventual balotaje. Acá te contamos las diferencias.

¿Qué tipos de voto existen?

-Los votos válidos, que a su vez se dividen en dos: los votos afirmativos (cuando se elige a cualquiera de las listas o sus posibles combinaciones), y los votos en blanco (se deja el sobre vacío o se le ingresa un papel de cualquier color sin inscripciones ni imágenes). El voto en blanco puede ser en todas las categorías o en una sola. Si, por ejemplo, se pone una boleta que no tiene candidato a Presidente, sólo esa categoría está en blanco .

La Cámara Nacional Electoral considera que el voto en blanco es válido ya que “representa una manifestación de la voluntad del elector de abstenerse de elegir entre las diversas propuestas formuladas”.

-Los votos nulos es cuando se utilizan boletas no oficializadas, o si junto a la boleta oficial se pusieron objetos extraños, o cuando se ponen boletas de distintas agrupaciones para un mismo cargo, entre otros casos.

-Los recurridos son los votos cuya validez o nulidad fue cuestionada por alguno de los fiscales partidarios. Si en los días posteriores la Justicia electoral considera que son válidos, se los incorpora al escrutinio definitivo.

-Los votos impugnados, que es cuando las autoridades de mesa consideran que el votante no es el titular del DNI que presenta. Estos votos no forman parte del escrutinio hasta que la Justicia electoral determine su validez.

¿Cómo se cuentan los votos en las PASO?

En las Primarias lo que se define es qué precandidatos van a participar como candidatos en las elecciones de octubre, ya que los partidos dirimen sus distintos postulantes en una interna obligatoria, aunque en muchos casos las agrupaciones presentan una sola lista.

Pero las PASO también funcionan como filtro más allá de la interna partidaria: sólo accederán a las elecciones generales las agrupaciones que hayan superado el piso de 1,5% de los votos válidos emitidos. Es decir que para calcular si una agrupación llegó al piso de 1,5% se contabiliza el universo de votos afirmativos y en blanco. Los nulos están excluidos del universo.

¿Qué pasa en las elecciones generales?

La Constitución nacional, desde 1994, establece que los votos se deben contar sobre los que son afirmativos, es decir, los que eligen a una boleta de candidatos. Por eso, en las elecciones generales el universo se achica: para calcular los porcentajes sólo se cuentan los afirmativos y se excluyen los votos en blancos.

Para que gane una fórmula presidencial en primera vuelta tiene que obtener más del “45% de los votos afirmativos válidamente emitidos”, o el “40% por lo menos de los votos afirmativos válidamente emitidos y, además, existiere una diferencia mayor de 10 puntos porcentuales respecto del total de los votos afirmativos válidamente emitidos sobre la fórmula que le sigue en número de votos”.

Dado que en las elecciones generales se excluyen los votos en blanco, es más sencillo para una agrupación llegar al 40% o 45% necesario para imponerse en primera vuelta que si se contaran todos los válidos. Esto quiere decir que con la misma cantidad de votos el porcentaje que obtiene una agrupación es mayor.