Desde la Unesco visitan el sitio de la ex ESMA

Un grupo de delegados culturales de las Representaciones Diplomáticas de los Estados Miembros de la Unión Europea visitará este viernes 11 de octubre el Museo Sitio de Memoria ESMA – ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio.

La jornada comenzará a las 11 con una visita al Museo, seguirá con reuniones de los delegados en el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH) y finalizará con la presentación de la candidatura del Museo a la lista de Patrimonio Mundial de Unesco, a cargo de la Directora Ejecutiva del Museo, Sra. Alejandra Naftal.

Entre los objetivos del encuentro resaltan el poner en conocimiento de la postulación del Museo a Patrimonio Mundial de Unesco y ratificar el interés y compromiso de la institución en generar vínculos de cooperación con estos.

Sobre Museo Sitio de Memoria ESMA
La muestra permanente presenta la historia de ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio, que tuvo un rol central en la organización del terrorismo de Estado entre 1976 y 1983. Describe las características de la represión ilegal basada en la desaparición forzada de personas, pone a los visitantes en contacto con los testimonios de las víctimas, y los invita a reflexionar sobre el triunfo de la oposición pacífica y la capacidad de persuasión de los organismos de Derechos Humanos para lograr consenso social y alcanzar finalmente Justicia. Además de su rol destacado dentro de la historia argentina y regional, se trata de una institución que tiene una trascendencia internacional que es necesario reconocer y preservar.

Sobre la nominación del Museo a la Lista de Patrimonio Mundial
En 2017 el Estado argentino solicitó al Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco la inscripción del Museo Sitio de Memoria ESMA en su Lista Tentativa de Patrimonio Mundial, el programa que tiene como propósito identificar y preservar los bienes patrimoniales que tienen valor universal excepcional. El Plan de Trabajo abierto luego de esa inscripción (aprobado a fines de 2018 y reformulado para comenzar los trabajos en marzo de 2019), constituye un desafío y una oportunidad para el Museo Sitio de Memoria ESMA porque propone una reinterpretación del bien, ya no en el contexto de su indudable relevancia dentro de la historia argentina y regional, sino como una contribución al Patrimonio Cultural del mundo.