El Municipio de Zárate activó el protocolo de emergencia ante el temporal que azotó el distrito 

Los datos recogidos por las autoridades de Zárate son impactantes: en 30 horas llovieron 177 milímetros. A pesar de esta situación extrema, ningún barrio de la ciudad sufrió inundaciones.

En el transcurso de las últimas horas se confirmó que hubo problemas en algunas calles que quedaron anegadas por la inmensa cantidad de agua de lluvia caída en tan poco tiempo, pero no se registraron pedidos de ayuda por inundaciones en viviendas.

Por otro lado, se detalló que se produjeron tres incidentes en asentamientos por la precariedad en la infraestructura de esos barrios. El Municipio acudió a esos lugares para asistirlos en la emergencia.

En uno de esos incidentes, el Municipio evacuó a dos familias que fueron trasladados al Hogar de Ancianos en forma preventiva. Allí recibieron asistencia médica y pudieron descansar protegidos de las inclemencias climáticas.

Durante las últimas 36 horas trabajaron en forma coordinada equipos pertenecientes a Defensa Civil, Seguridad, Desarrollo Humano, Servicios Públicos, Obras Públicas y Gobierno.

A su vez, se recorrieron los barrios para certificar el buen funcionamiento de las diferentes cuencas pluviales.

Finalmente, en Lima se produjo un anegamiento en el cruce de las calles 8 y 15, pero el agua no llegó a ingresar a las viviendas.

Como está pronosticado que las lluvias persistirán hasta el martes, el Municipio permanecerá con una guardia permanente y el domingo por la noche habrá una nueva reunión para evaluar la situación.

Ante cualquier situación de emergencia, los vecinos deben comunicarse al teléfono de la DPU, al número 442288, donde el comité de crisis está centralizando toda la demanda.