El peronismo de la Quinta se reunió y hubo mucho gusto… “a poco”

Luego de la polémica intervención del Partido Justicialista Nacional, Gustavo Menéndez, presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, encabezó en General Madariaga la reunión de capacitación de los dirigentes de la Quinta sección electoral, que con 27 municipios es la tercera más importante en la provincia. Y según relevó este medio, entre los presentes, la sensación fue de “gusto a poco”.

Los discursos oscilaron entre el pesimismo, la pobreza que aseguran pasar algunos referentes y súplicas a Dios para volver al poder.

No se mencionaron siquiera los nombres de Cristina Kirchner, Sergio Massa ni Florencio Randazzo. Y pegaron el faltazo los representantes de General Paz, Pila y La Costa que tampoco enviaron representantes.

El intendente de Villa Gessell llegó tarde, pero mas tarde llego Echaren quien debía ser anfitrión.

El único referente por trayectoria pero que no junta 100 votos, fue Juan Manuel Rapacioli, titular del Partido Justicialista de General Pueyrredón y ni estaba el vicepresidente del PJ Fernando Gray.

Un político actualmente en funciones que pidió estricto off the record dijo “con la mano en el corazón, así no volvemos más”. Es que a los faltazos se sumó la falta de agua para los presentes que no recibieron “ni un sandwich” mientras que quienes se sentaron en la mesa central si disfrutaron de un almuerzo.

Curiosidades de una reunión sin sentido.

Los cortes de luz cuando Francisco Echarren hacía su alocución, en dos oportunidades.

Por lo bajo, se murmuraba irónicamente sobre la crítica de Echarren al oficialismo del que hasta hace poco tiempo fue parte.

Y llamó la atención que los talleres que se impartieron versen sobre temas que ya deberían ser materias más que aprendidas de cualquier político o dirigente con aspiraciones: rol de la mujer y uso de las redes sociales; omitiendo el resto de los soportes que existen en la comunicación digital y no contando con plataforma web propia ni canal de YouTube.

 

Esto en sintonía con el lanzamiento de “Incluir”, la nueva escuela de formación del peronismo que “va a fortalecer la actividad partidaria en todos los territorios y a modernizar nuestra organización política”, aseguró Menéndez y subrayó que “es la primera vez, en casi 30 años, que el peronismo no gobierna esta provincia y tenemos que estar a la altura de la historia”.