Escándalo en el Howard Johonson de Dolores: Clientes y personal tomados de “rehenes”

Personal del hotel y huéspedes del hotel Howard Johonson de Dolores vivieron una situación de película aunque nada hubo de ficción. El hijo de uno de los gerentes del conocido alojamiento sufrió una crisis que derivó en afectaciones a su salud mental y fuera de sí, retuvo a todos quienes estaban en ese momento dentro de las instalaciones, impidiéndoles salir al exterior.

Si bien se está ante un cuadro de privación ilegítima de la libertad con la gravedad que conlleva y ya existe una causa en fiscalía, el jefe comunal de Dolores, Camilo Etchevarren, le ordenó a la Policía y a su secretario de Seguridad Fabián Puig que ocultaran lo sucedido y puso especial empeño en resguardar al causante de los hechos; Pablo Albamonte, hijo de Alberto Albamonte (histórico referente de la Ucede) para que nada trascienda.

Albamonte fue trasladado para atender su cuadro de salud sin embargo, de allí se retiró propinando insultos y agrediendo al personal médico.

Antes, había insultado hasta al propio Etchevarren, de acuerdo a un audio grabado por personal policial que concurrió a detenerlo y al que éste medio tuvo acceso.

Si bien la salud mental y sus complicaciones no deben estigmatizar ni señalar como lo recomiendan los conceptos desmanicomializantes, vale aclarar que tampoco cualquier persona puede quedar expuesta a las consecuencias de que esos desordenes no sean debidamente atendidos. En este caso, quienes estaban en el momento de lo que fuentes consultadas por este medio, denominaron como brote psicótico, también son víctimas.