Infancias trans: el Defensor del Pueblo adjunto de la Provincia disertó en el Congreso

Invitado por la Cámara de Diputados de la Nación y Parlamentarios por la Acción Global, el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, expuso  en el “Seminario de derechos humanos sobre igualdad y no discriminación por motivos de género en Latinoamérica y el Caribe”. La jornada se realizó en coincidencia con el “Día Internacional de la lucha contra la discriminación por orientación sexual e Identidad de Género”.

Durante su exposición, Martello -que se encuentra a cargo de un Observatorio de Derechos de Niñxs y Adolescentes- recordó que a partir de la nueva gestión se creó una secretaria de Niñez y Género en la Defensoría, cuya titular es la exdiputada Karina Nazabal, autora de distintas iniciativas a favor de los derechos LGTB. Por ejemplo, instituir el 9 de octubre como el “Día del Derecho a la Identidad de Niñxs Trans”.

Martello destacó que la comunicación 6/15 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense establece una “Guía para el abordaje de la diversidad sexual e identidad de Género”, que incluye como anexo un breve protocolo sobre distintas líneas de acción para intentar garantizar los derechos de los niñx trans.

“Se trata de una herramienta importante, que debe ser actualizada y ampliada, estableciendo normas que articulen distintas instituciones y no solamente las escuelas”, dijo Martello. También destacó que la Ley de Educación Sexual Integral debería contemplar reclamos de la comunidad LGTB en cuanto a que el sistema educativo “no apunte a que haya una integración de la diversidad sexual a una normalidad instituida, sino que haya una plena aceptación de esa diversidad”.

En su exposición ante parlamentarios latinoamericanos, el Defensor del Pueblo Adjunto mencionó iniciativas que podrían analizarse para su posible instrumentación:

➢ Evitar realizar en las escuelas actividades diferenciadas por sexo y si en alguna ocasión estuviese justificada esta diferenciación, los docentes deberán tener en consideración el género con el que la alumna o el alumno se siente identificado.

➢ Garantizar que los niñxs trans tengan acceso a los aseos y vestuarios que le corresponda de acuerdo con su identidad de género.

➢ Garantizar la libertad en el uso de la vestimenta con la que los alumnxs se sientan identificados. Si en el colegio existe la obligatoriedad de vestir un uniforme diferenciado por sexos, se reconocerá el derecho a vestir con ropas o uniforme acordes a la identidad de género manifestada.

“Estos aportes van en sintonía con los Principios de Yogyakarta, que establecen que la identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. También estaríamos cumpliendo con tratados de derechos humanos con jerarquía constitucional, la ley de identidad de género N°26743 y otras normativas vinculadas”, destacó el Defensor del Pueblo Adjunto.

Martello concluyó que, pese a los importantes avances normativos que se dieron en la Argentina respecto a la identidad de género, en la provincia “la mayoría de lxs niñxs y lxs adolescentes que son lesbianas, gay, bisexuales, trans o intersex enfrentan estigmatización, discriminación y violencia por su orientación sexual o identidad de género, reales o percibidas. Por eso tenemos que ir hacia una efectivización concreta de los derechos”.