Kicillof, Massa y los intendentes peronistas

En la sede del PJ bonaerense en La Plata, que administra el ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, se reunieron, previo al inicio de la campaña electoral del próximo domingo, los precandidatos a gobernador y vice de la Provincia por el Frente de Todos, Axel Kicillof y Verónica Magario, más el primer precandidato a diputado Nacional, Sergio Massa, y la presencia de más de 40 intendentes peronistas.

Antes de este evento que alineó a todos los alcaldes bonaerenses del PJ con la fórmula entre el ex ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner y la actual intendente de La Matanza estuvieron junto al precandidato a presidente del espacio, Alberto Fernández, y los gobernadores, en búsqueda de unificar el discurso y aceitar la campaña electoral para las primarias del 11 de agosto, primero, y luego las generales del 27 de octubre.

Tras recorridas periódicas por territorio de la Provincia, Kicillof fue logrando un acercamiento más profundo con los intendentes y en cada lugar que visitó (siempre a bordo del Renault Clio de un amigo, un clásico de las visitas) se reunió con los jefes comunales y miembros de sus gabinetes. Se habló mucho en la previa de esta reunión sobre el objetivo de la misma y además de organizar la campaña sirvió para calmar ánimos tras los cierres de listas y algunos alcaldes que no habían quedado conformes en las distintas secciones electorales.

En su discurso, Kicillof puso en el eje el “sufrimiento de la gente” y habló que, en caso de llegar a ocupar el sillón de Dardo Rocha, se deberán “atender emergencias” en los primeros días. Allí puso también en importancia el rol que tendrán los intendentes en la campaña ya que son “quienes ponen el cuerpo frente a la crisis”.

“El presupuesto bajó, cuando uno habla con las universidades o con el CONICET, falta todo”, dijo y agregó: “A los maestros y maestras lo único que se les dijo es que son una mafia”. Luego pasó a repartir críticas contra la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien intentó no despegar de la imagen del presidente Mauricio Macri. “El salario docente se pulverizó. El salario docente debería ser de 120 mil y hoy es de 23 mil”, calculó el ex ministro sobre la inflación, devaluación y pérdida del poder adquisitivo que se registró en estos últimos 3 años y medio. “Teníamos que ir a recorrer donde no va nadie. Ese es el diferencial que hicimos en nuestra campaña previa. Por eso nos abocamos al Interior. En el conurbano, Cristina ya tiene un nivel de aprobación importante y te asegura los votos”, aclararon desde el círculo íntimo de Kicillof.

De todas formas, tras este cónclave con intendentes, ahora el precandidato a gobernador acordó arrancar sus recorridas por los distritos de mayor densidad demográfica, y que ya tienen un electorado proclive al peronismo como Lomas de Zamora, Avellaneda, Merlo, Almirante Brown, Moreno y Florencio Varela, entre otros distritos populosos.

La quinta sección