La Costa: Rechazo al Presupuesto 2019 de la Provincia de Buenos Aires

VISTO

Que la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires dio ingreso el 8 de noviembre de 2018, al proyecto de Presupuesto y Ley Impositiva para el ejercicio 2019, y

CONSIDERANDO

Que, dicho presupuesto, está enmarcado en la política nacional de ajuste del Fondo Monetario Internacional, y toma las pautas macro fiscales del Proyecto de Presupuesto Nacional, previendo para el año próximo una inflación promedio de 34,8%, un valor promedio del dólar de $40,10 y una caída del PBI de -0,5%,

Que, nuevamente se ponen en riesgo las autonomías municipales con la decisión de transferir a los 135 municipios bonaerenses el costo la tarifa social energética y un porcentaje de los subsidios del transporte-

Que esta medida generaría que los distritos bonaerenses deban hacerse cargo de 10.500 millones de pesos que son parte de los 25.000 millones que ajustó el Gobierno Nacional sobre la Provincia de Buenos Aires a través del presupuesto nacional.

Que la Provincia de Buenos Aires planea un ajuste fiscal que ronda los 57 mil millones de pesos, pero sin embargo, hay exenciones impositivas a grupos económicos por 490 mil millones de pesos, y ocho petroleras se llevan subsidios por 114 mil millones.

Que pese al aumento del 20% que tendrá el presupuesto 2019 con respecto al del corriente año, el Fondo Monetario Internacional afirmó que para el año que viene la inflación que tendrá la Argentina será del 33%, por lo cual tendremos un presupuesto 13 puntos por debajo de la línea inflacionaria.

Que la única partida presupuestaria que va en aumento respecto del año pasado es el ítem ‘Pago de Deuda’, que ya ocupa el tercer lugar en el ranking de gastos de la Provincia. Seguridad, Salud y Educación, así como el resto de las partidas, van todas a la baja, además de seguir perdiendo frente a la inflación.

Que en números redondos, se prevén Gastos por $929 mil millones y Recursos por $889 mil millones (sobre la proyección de cierre 2018, crecen 32,8% y 31,8% interanual, respectivamente), lo que resulta en un Déficit Financiero de $40 mil millones (59,3% más que lo proyectado al cierre de 2018).

Que las Transferencias a Municipios crecen 28,1% respecto del cierre 2018, 3,7 puntos por debajo del ritmo al que crecen los recursos provinciales.

Que las previsiones de intereses de la deuda ascienden a $50 mil millones, y el endeudamiento púbico previsto llega a $102 mil millones.

Que se propone un nuevo cambio en el destino y distribución del Fondo Educativo (art. 39) donde se quita la aclaración de que pueden cubrirse gastos ligados educación formal e informal.

Que en cuanto a los porcentajes de afectación a infraestructura escolar, lo eleva del 50% al 100% para los municipios del conurbano, y del 40% al 70% para los del interior, y elimina la aclaración de que dichos porcentajes se aplican “luego de contemplar gastos de funcionamiento”.

Que además incluye una serie de aclaraciones que exceden las reglas sobre gastos, entre ellos: “deberán afectar recursos tanto para el mantenimiento correctivo como preventivo, realizando controles permanentes con el objeto de garantizar una operación y funcionamiento continuo, confiable y seguro de los servicios educativos”

Que fija en $25.222 millones las erogaciones necesarias para las compensaciones tarifarias del transporte público de pasajeros (la provincia recuperaría lo correspondiente a los servicios fuera del AMBA vía detracción de coparticipación municipal) y faculta al ejecutivo a convenir con Nación y CABA (arts. 96 a 98).

Que establece que tanto el costo de la implementación de la tarifa social eléctrica como el costo de la tarifa de energía eléctrica de asentamientos serán soportados por los respectivos Municipios (arts. 103 y 104).

Que, deben escucharse las voces de los Intendentes Municipales, receptores primarios, de las consecuencias del ajuste nacional y provincial.

POR ELLO

El Concejo Deliberante del Partido de la Costa en uso de las facultades que le confiere la Ley Orgánica de las Municipalidades sanciona la siguiente

RESOLUCIÓN

Artículo 1°:El Concejo Deliberante del Partido de la Costa solicita al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, retire el proyecto de presupuesto 2019, y que el mismo se rehaga incluyendo las propuestas de las fuerzas políticas de la oposición, para ser reenviado al Congreso de la Provincia de Buenos Aires, y sea analizado, debatido y aprobado sobre bases ciertas y realistas, teniendo en cuenta, además, las opiniones de los intendentes.

Artículo 2.Envíese copia del presente, a todos los HCD de la Provincia de Buenos Aires, a las cámaras de Senadores y Diputados de la provincia de Buenos Aires y de la Nación Argentina, a las Casas de Gobierno de la Nación Argentina y la Provincia de Buenos Aires

Artículo 3.De Forma

 

Se adjunta el Comunicado de Intendentes del PJ/FPV/UC, luego de reunirse con los bloques del espacio, en la Legislatura Bonaerense.

 “EL PRESUPUESTO DE LA PROVINCIA PERJUDICA A LOS MUNICIPIOS Y PONE EN RIESGO LA REPRESENTACIÓN INSTITUCIONAL”

Intendentes, legisladores y dirigentes del Partido Justicialista Bonaerense nos oponemos al proyecto de presupuesto 2019 presentado por el gobierno de la Provincia y exigimos su reformulación, porque entendemos que no sólo establece recortes inadmisibles en áreas clave, sino que es una intromisión en la autonomía de los Municipios y pone en riesgo la representación institucional.

El ajuste propuesto por Cambiemos a nivel provincial sigue la misma lógica del gobierno nacional: un presupuesto que no resuelve el déficit, sino que lo terceriza. La Nación hace que lo absorban las provincias y Buenos Aires, los Municipios.

El presupuesto provincial contempla ajustes en casi todas las partidas que tienen que ver con el bienestar de la comunidad, no llegando a cubrir el valor nominal más inflación del año en curso en la inmensa mayoría de las áreas.

Lo que el gobierno llama gasto público son derechos esenciales. Pero no sólo eso, sino que además de recortar recursos fundamentales para la salud, la educación y la seguridad, limitan las herramientas de financiamiento con las que contamos los Municipios. Es decir: nos transfieren los problemas pero no los recursos para hacernos cargo y resolverlos.

La gente vota a los intendentes para que gobiernen los Municipios. ¿Cómo vamos a hacerlo si tenemos cada vez menos recursos y más trabas para hacerlo? Es por este motivo que nos oponemos a que las Comunas se deban hacer cargo de los subsidios al CEAMSE y al transporte, al igual que del subsidio a la tarifa social. En este caso, los Municipios desconocemos el monto de la misma, ya que los beneficiarios son determinados por el gobierno provincial. Como lógica consecuencia, rechazamos el tope para el aumento de las tasas municipales, ya que la disposición lesiona aún más la autonomía en un escenario de absorción de obligaciones sin precedentes.

En este sentido, creemos que es el momento de dar el debate sobre la necesidad de ampliar la Coparticipación de los Municipios. Tomando en cuenta el crecimiento en las responsabilidades que el gobierno de la Provincia nos deriva, nuestro reclamo es llevar del 16,14% al 20% el porcentaje referido al reparto de la recaudación impositiva correspondiente.

A su vez, nos oponemos a que la Provincia continúe profundizando su endeudamiento, comprometiendo incluso el dinero que les corresponde a nuestros jubilados y jubiladas.

También vemos con mucha preocupación que el presupuesto no contemple partida alguna que permita aliviar el peso de los desmedidos aumentos de la energía que sufren los habitantes de la Provincia de Buenos Aires, el sistema productivo y de servicios y el propio Estado, en especial los Municipios, que deben hacerse cargo del alumbrado público íntimamente relacionado con un plan de seguridad y el consumo de los hospitales municipales.

El gobierno bonaerense invierte únicamente el 1% de los recursos con los que cuenta en concepto del Fondo Educativo en infraestructura. En un contexto de Emergencia educativa como el que está atravesando nuestra Provincia, donde para millones de alumnos, alumnas y docentes bonaerenses ir a la escuela representa un riesgo en sí mismo por el mal estado de los establecimientos, los intendentes le solicitamos a la gobernadora que destine el 50% del Fondo para realizar obras que mejoren la realidad edilicia de nuestros colegios, tal como se nos exige y hacemos los Municipios. A su vez, las Comunas requerimos poder disponer parte de los recursos que se nos asignan para educación formal, educación informal, cultura, ciencia y tecnología.

Asimismo, reclamamos que se constituya un Fondo de Seguridad y un Fondo de Infraestructura Social, cuya distribución sea estipulada según el CUD (Coeficiente Único de Distribución) entre los Municipios durante los primeros 8 meses del año.

Los intendentes representamos la voz y el sentir de millones de bonaerenses y gestionamos para aportarles soluciones. Por eso, solicitamos a las autoridades que revean el presupuesto porque de ninguna manera vamos a acompañar un proyecto como éste que atenta contra la calidad institucional y consolida un modelo de Estado que se ausenta frente a las necesidades justas, elementales y urgentes de los vecinos y vecinas de la Provincia.

Marcelo Pavka

Concejal