Lomas de Zamora: Tras la muerte de un niño, piden protección para electrodependientes

El 25 de junio pasado, a las 7 de la mañana, un corte de luz afectó a varios vecinos del barrio Villa Centenario, en Lomas de Zamora. Minutos después, una mujer se comunicó con la prestataria de la zona, Edesur, para pedir que le restablecieran el servicio porque su hijo era electrodependiente. Finalmente y luego de 14 horas sin energía, el chico murió por no poder hacer uso de la bomba eléctrica de oxígeno que necesitaba para respirar. Se llamaba Valentino y tenía 5 años.

Por este caso y otras tantas denuncias, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires reclamó a las empresas y cooperativas de energía que cumplan la ley nacional que protege a las personas electrodependientes, que brinden mayor información a los usuarios y simplifiquen los trámites para acceder a los beneficios que otorga la norma.

En pocas palabras, la ley en cuestión establece que las prestatarias no le pueden cobrar ni cortar el servicio a los electrodependientes. Sin embargo, para que eso ocurra, los interesados deben bajar un formulario de la web del Ministerio de Salud, contar con un certificado médico y una factura a nombre de la familia y llevar todos esos papeles a la sede de la cartera.

En la Argentina hay 3 mil personas que dependen de la electricidad para vivir.
Desde la Asociación Argentina de Electrodependientes comentaron a la prensa que el trámite debería durar entre 20 y 30 días, pero que han recibidos reclamos por demoras de hasta siete meses para que las empresas brinden la gratuidad del servicio.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo también pidió a las prestatarias que, tal como impone la ley, habiliten una línea gratuita de teléfono para usuarios electrodependientes, y detallen en las facturas la posibilidad de los clientes de anotarse en el registro nacional que habilita a los beneficios.

Todo esto falló en el caso Valentino. Es que, según comentó la madre, llamó varias veces a Edesur pero, como tenía una deuda de $60 mil, no podía ingresar con su número de cliente a una opción que le permitiera alertar sobre la necesidad de su hijo.

Por su parte, la empresa informó que el corte en Lomas fue programado, pero como la familia no figuraba en el registro de electrodependientes, no se pudo tomar las medidas que eviten el fallecimiento del niño.

Y, a su vez, la madre de Valentino reconoció que no sabía los detalles de la ley y por eso no había iniciado los trámites.

En cuanto a los números, de acuerdo al Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA) hay en territorio bonaerense unas 500 personas en condiciones de acceder a la gratuidad del servicio. Mientras que desde la Asociación Argentina de Electrodependientes señalaron que a nivel nacional ese número se eleva a 3 mil, de las cuales solo el 10% cuenta con los beneficios de la ley.