Mañana no hay clases por la represión a maestros en Chubut

Un centenar de petroleros atacó en horas de la madrugada a docentes que cortaban la ruta 12 en Chubut y el saldo de heridos y lesionados generó una denuncia judicial. Para solidarizarse, los docentes agrupados en diversos gremios en todo el país determinaron un paro general por lo que mañana no habrá clases en la provincia de Buenos Aires.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) anunció un paro de 24 horas para este jueves 5 de septiembre, como repudio a la agresión y reclamando que los atacantes sean identificados y castigados por la Justicia.

Poco después del anuncio de Ctera, el Suteba de Roberto Baradel se sumó al igual que los profesores universitarios afiliados a la CONADU.

Los maestros de la regional sur de la Atech mantenían desde hacía dos semanas numerosos cortes en las llamadas “rutas del petróleo” desde hace dos semanas, lo que había merecido advertencias de los trabajadores petroleros respecto a que “los pasarían por arriba si no los dejaban llegar a sus lugares de trabajo”. La delegación sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech) presentó una denuncia colectiva por “las agresiones que sufrimos esta madrugada por una patota del sindicato de petroleros que nos sacó de la ruta y nos golpeó” confirmó a Télam Ángeles Zamora, delegada docente en Comodoro Rivadavia. Zamora explicó que “los incidentes ocurrieron esta madrugada, alrededor de las 4, cuando un centenar de personas vestidas como petroleros irrumpieron en la intersección de las rutas 3 y 26 donde estaba la cabecera de la protesta, la despejaron y pasaron”, consignó la agencia de noticias.

Además los “docentes en lucha” -como se identifican- denunciaron que fueron quemadas todas las pertenencias que estaban a los costados del corte principal, al sur de Comodoro Rivadavia, en la rotonda que se ubica en la intersección de las rutas 3 y 26. Los denunciantes aseguran además que al momento de los incidentes no había policías en la zona, quienes se retiraron anoche.