Massismo sobre Presupuesto 2019: “No hay ni una medida que promueva el crecimiento”

 

Así lo expuso el diputado nacional del Frente Renovador José Ignacio De Mendiguren tras la media sanción al Presupuesto 2019, rechazado por el bloque del Frente Renovador, al sostener que “el Gobierno nos plantea que el único camino para juntar dólares es la recesión, y no a partir del crecimiento”.

 

Luego de la maratónica sesión en la Cámara Baja en la cual 138 diputados de la nación dieron media sanción al Presupuesto 2019, el diputado José Ignacio De Mendiguren sostuvo que se trata de un “presupuesto muy difícil de cumplir porque fue elaborado con el único objetivo de llevarle esta media aprobación al FMI”.

 

Asimismo, De Mendiguren advirtió: “Hay que tener conciencia de lo que significa la tasa de interés del 75% porque representa un enorme costo fiscal. No hay una sola medida que promueva el crecimiento industrial, ni en ciencia ni tecnología para que Argentina salga de este modelo primario. El Gobierno nos plantea que el único camino para juntar dólares es la recesión, y no a partir del crecimiento. El Presupuesto nos dice que para bajar la pobreza hay que aumentarla, es difícil poder comprenderlo”.

 

El diputado también explicó: “Recibimos el Presupuesto en septiembre, pero después firmaron un acuerdo con el FMI que lo conocen los empleados del Fondo y del Ejecutivo, pero no lo conoce el Congreso. Lo que queda claro es que esto alteró toda la base macroeconómica implicada en el presupuesto anterior. Esto es un apuro del oficialismo, que estando en comisión y teniendo el dictamen firmado, tampoco lo dio a conocer. Este dictamen recién lo pudimos conocer esta mañana, sin cumplirse la semana necesaria para poder estudiarlo, algo que también le criticaban mucho al gobierno anterior”.

 

Consultado sobre el voto negativo por parte de la fuerza liderada por Sergio Massa, De Mendiguren argumentó que “ya hubo antecedentes en la Argentina en que se quiso salir de la crisis de esta manera, y no tuvo éxito. Cada vez que se aplicó la idea del déficit cero como en el 2002, se terminó mal o peor”, y agregó que “el Gobierno está confundido  y es nuestra obligación como oposición advertirle que por este camino  no van a solucionar lo que es necesario resolver”.