Residentes bolivianos en Buenos Aires podrán votar en 49 recintos electorales

Las bolivianas y bolivianos residentes en Buenos Aires podrán emitir su voto en 49 recintos electorales que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia habilitó para las Elecciones Generales que se realizarán este 20 de octubre.

De esta forma, residentes habilitados en el Padrón Electoral Biométrico (PEB), en Argentina, serán partícipes en la elección de la Presidenta o Presidente y de la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, como parte del ejercicio de los derechos políticos reconocidos en la Constitución Política del Estado (CPE).

De acuerdo con los datos del TSE de Bolivia, en toda la república de Argentina se habilitaron a 161.057 bolivianas y bolivianos para emitir su voto; así como 49 asientos y 80 recintos electorales. De igual forma, el pasado 20 de septiembre sortearon a las y los 4.266 jurados de las mesas de sufragio.

En Buenos Aires se habilitaron a 121.824 bolivianas y bolivianos que emitirán su voto en 532 mesas de sufragio dispuestos en los 49 recintos electorales.

Al momento, las y los 76 notarios que coadyuvarán en el proceso electoral se encuentran en la etapa de notificación a juradas y jurados sorteados, para constituirse en las máximas autoridades de las mesas de sufragio durante la jornada de votación.

Por otra parte, las notarias y notarios, quienes se capacitaron en días pasados, serán responsables de notificar (antes de la jornada de votación) a juradas y jurados electorales con los memorándum de designación para garantizar su participación en los cursos de capacitación y organización de las mesas de sufragio.

Durante el día de votación las notarias y notarios, también apoyarán en la información a la ciudadanía, atenderán consultas y/o reclamos de quienes estén inhabilitados;  resolverán las controversias que las y los jurados no logren dirimir; mientras que en el área operativa deberán organizar el recinto electoral, entregar la maleta electoral a las y los jurados electorales el día de la votación y recogerla; velarán que los datos del escrutinio y cómputo estén registrados correctamente en las actas electorales; y recogerán los sobres de seguridad con las actas electorales que remitirán al TSE para el cómputo oficial.