Alberto sumó a Florencio a la campaña y a los cristinos arrepentidos

La campaña del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, seguía este viernes en la provincia de Buenos Aires, junto a un ex funcionario que pasó de hablar solo a pelear por un ministerio.

Es que Alberto Fernández y Florencio Randazzo recorrían este viernes las localidades de Junín, Chacabuco y Chivilcoy.

El ex ministro del Interior suena como eventual ocupante del ministerio de Transporte, que hoy ocupa Guillermo Dietrich.

Fernández estrenó además un nuevo spot de campaña en el que asume sus críticas al gobierno de Cristina Kirchner, su compañera de fórmula. “Vino Macri y los problemas de Cristina los multiplicó por mil”, afirma.